Menú

La práxis chamánica

El desplazamiento de la conciencia del chamán fuera de los límites de la realidad ordinaria es la particularidad de su práctica, su especialidad. Es mediante su trance, que el chamán entra en contacto con el mundo de los espíritus y, de estos mundos paralelos, recupera información que será trascendental para el mantenimiento del bienestar de la comunidad y de sus miembros.

Para el chamán, el propósito de la práctica de la sanación no es evitar la muerte ni el dolor sino ayudar al individuo a conectarse con su alma y encontrarle significado a la vida. Encontrar el propósito de la vida hará que el individuo sepa qué lugar le corresponde en su comunidad. Desde esta perspectiva, la enfermedad tiene su origen y significado en el mundo interior del individuo. Tener salud significa estar en armonía con las diferentes dimensiones de la vida y con todo lo que nos rodea. 
En principio debemos decir que no todos los chamanes curan de igual forma. Pero hay algunos principios que son comunes a todos los chamanes para restablecer la armonía a las personas. Algunos de los métodos más empleados en las curas chamánicas son: el viaje chamánico con tambor o sonajas, plantas medicinales, plantas psicotrópicas, sahumerios, cantos o imposición de manos, por poner algunos ejemplos.

error: Contenido protegido